VIDEOS DE INTERES

viernes, 11 de abril de 2008

CUBA Y PUERTO RICO SON…


Eduardo López Sandoval*




El título de la presente es un verso que pertenece al poema "A Cuba", de la poeta puertorriqueña Lola Rodríguez de Tió, lo tomamos prestado para titular una crónica de una clase de postgrado.
El éxito de Marx en el mundo es discutible. En cualquier caso, no importa cual es su posición política con respecto al Capitalismo, o al Socialismo de Estado o Comunismo, no importa. En lo que estamos todos de acuerdo, es en que Marx nos puso en desacuerdo. Todos de una u otra manera estamos involucrados en la discusión del camino a seguir, Comunismo o Capitalismo. Para algunos países la discusión es un tanto distante, como para Francia, para los que el camino a seguir denominado Socialismo de Estado, no es más que un interesante proyecto de vida realizable sólo en territorios del tercer o cuarto mundo; o como Estados Unidos o Inglaterra, que no degustan la medicina del Socialismo de Estado; o como la Unión Soviética y China, que la probaron, y concluyeron la posición de la medicina como peor que la enfermedad.
Para muy pocos –poquísimos- países en este mundo del amanecer de siglo, el discernir Comunismo o Socialismo como el camino a seguir, resulta ser una discusión cercana. Esto desde la caída del Muro de Berlín, que marcó, de alguna manera, el morir de una expectativa de vida marcada por el Marxismo-Leninismo. De los países que probaron el caramelo del comunismo y no han cambiado de camino, quedan muy pocos, Cuba y Corea del Norte, entre ellos. Y en la fila de espera de los países que se preparan para auto administrarse la medicina hay pocos, a lo mejor Bolivia y Ecuador; Venezuela seguro, y Nicaragua quizás. (He dicho que están el la fila de espera para tomarse la pócima ideológica, no la han ingerido, …por ahora).
La discusión sigue: para algunos países con un mar de distancia, como para los italianos y estadounidenses, o los australianos, por ejemplo; para otros sólo hay una línea de división política a la que llaman frontera. Otros, como los cubanos y venezolanos, tenemos la discusión en el centro del estomago.
En cualquier caso la discusión sigue: ¿Cómo no ser, entonces, tema de discusión de un postgrado que se realiza en una de las capitales de Estado del país Venezuela? De allí estas reflexiones.
Los argumentos académicos salen a relucir, las armas de las razones y las espadas de las pasiones se esgrimen.
No sorprende que una mayoría pírrica sobresalga cuantitativamente en la sana discusión, a favor del Socialismo del siglo XXI. (A estas alturas vale este paréntesis para decir dos cosas: Intencionalmente el Autor ha mal utilizado el término pírrico sin justificación, porque la moda no justifica las ofensas a Cervantes. Y la mayoría pírrica no sorprende porque el postgrado es conformado, en su inmensa mayoría, –no pírrica-, por abogados que son funcionarios de la administración pública).
Específicamente el tema de clases son los Servicio Públicos, y más especialmente el tema se centra en cómo son estos servicios en los países con uno u otro régimen, Capitalistas o Socialistas. Los Servicios Públicos por excelencia son agua potable, electricidad, vialidad, seguridad social, basura, aguas servidas, entre muchas otras. Es convenido el entender que estos Servicios Públicos son preponderantemente atendidos por el Estado, cuando el régimen del país es Socialista, y mientras más Socialista se es más competencias adquiere el gobierno, más grande es el Estado. Lo contrario sucede cuando se sigue el camino del régimen Capitalista, hay más presencia de la empresa privada en los Servicios Públicos, es más pequeño el Estado, mientras más Capitalista es ese país.
(…).
La discusión continuará.
*Abogado, poeta e historiador venezolano.