VIDEOS DE INTERES

jueves, 24 de julio de 2008

LA ETICA Y LA MORAL. Crecer hacia adentro para ayudar hacia afuera


Víctor Villavicencio*




A pesar de que desde el punto de vista etimológico el término ÉTICA tiene raíz griega Hetos que significa costumbre, y la palabra MORAL tiene raíz latina MORIS que también significa costumbres, ambos términos en nuestra sociedad no significan lo mismo.
La ética es una rama de la filosofía que estudia la moral, y aun cundo sigue siendo la ciencia que estudia las costumbres de los seres humanos, ella profundiza sobre la bondad o la maldad de sus actos a partir de juicios basados en criterios profundamente arraigados en la sociedad.
Tiene carácter científico en razón de que obedece a paradigmas fundamentados, y con base a ellos estudia modelos o patrones de comportamiento de la realidad indicando como debe ser el comportarse un fenómeno de acuerdo su patrón conductual estudiado , en fin es ciencia porque presenta un paradigma de conducta que el hombre debe realizar, tiene carácter racional porque estudia las causas, razones, perjuicios y bondades de una conducta; por otra parte es normativa porque estudia lo normal, no de hecho sino de derecho, es decir que no estudia lo que sucede si no lo que debería suceder..el deber ser.
La ética presenta dificultades debido a la gran diversidad de sistemas morales que existen en la sociedad, por ejemplo, la libertad como derecho humano le confiere al individuo la potestad de escoger sus modelos o patrones conductuales de acuerdo a sus valores individuales y sociales.
Otro de los problemas con que se enfrenta la ética se refiere a los criterios individuales sobre la manera de usar los medios para lograr los fines, cuestión que sirve para justificar conductas sin consideración de sus consecuencias.
Sin embargo, cuando el individuo estructura una conducta en razón de sus criterios éticos desde su conciencia y auspiciada por su convicción profunda, actúa desde su obligación moral.
Estos criterios se definen a partir de la influencia que ejerce sobre él aspectos como el placer o el instinto, sus motivaciones subconscientes, la presión social, normas morales y civiles, normas legales, valores. Cuando actúa con base a las inclinaciones producto de su mundo interior, fundamentado en valores humanos y universales y orientados hacia el servicio a sus semejantes y a la comunidad, el individuo esta actuando desde su yo profundo.
La ética se diferencia de la moral en que la moral esta representada por las normas que se trasmiten generacionalmente propias de cada sociedad y contexto histórico y que orientan la conducta de los individuos que conviven en ella; mientras que ética son normas, principios y razones que el individuo adopta por convicción propia. Ahora bien, esta postura ética no siempre coincide con las normas morales de su sociedad generándose en ese caso conflictos ético-morales que generan presiones psicológicas en él y lo colocan en situaciones frustrantes o de aislamiento social o en otros en posición de rebeldía que se expresa por actitudes de hostilidad y violencia.
Es saludable un análisis introspectivo sobre este tema, sobre nuestros criterios éticos y en que forma éstos se contrapones con las exigencias morales de nuestro medio, quizá encontremos las causas de muchas de nuestras inconformidades subyaciendo en esas conductas que tenemos y no nos explicamos y por otra parte entendamos la necesidad de explorar y fortalecer nuestro yo profundo a través de un trabajo individual permanente que nos haga crecer hacia adentro como única forma de expandirnos hacia nuestro entorno con solidaridad social que podamos expresar a través del trabajo comunitario. Crecer hacia adentro para poder ayudad hacia afuera.
*Médico, docente universitario y estudiante de la Especialización en Docencia Universitaria de la UNERG (San Juan de los Morros, estado Guárico)

No hay comentarios: