VIDEOS DE INTERES

martes, 30 de septiembre de 2008

POEMAS


Gonzalo Fragui*



















Viaje a Penélope

Cuando emprendas el viaje

ruega que sea largo el camino

Cavafy

En territorio extranjero

Saca a relucir tus mejores armas

Actúa como si no tuvieras miedos


Puedes empezar por los dibujos egipcios de los ojos

o por el tejido extraviado de su pelo


Detente a contemplar las altas catedrales

de sus pechos


Recréate con los olores

el olor a naranja de las manos

el pino de su cuerpo

el genjibre de su boca

el incienso de sus hendiduras


Que no haya prisa en llegar


Recorre palmo a palmo

las largas avenidas de sus piernas

No te detengas a pesar de algunas luces rojas

No temas a cíclopes, bacantes y cerberos


Si escuchas cantos

canta tú también

con la voz de Orfeo


No huyas de las tormentas

Ni esperes vientos favorables

Recuerda que eres Ulises el sufridor


Al pasar por el mercado fenicio de los pies

compra todo tipo de mercaderías

no olvides enigmas secretos y silencios


Al llegar

prueba los líquidos de los frutos recién cortados


No importa si Argos ya no ladra y apenas te conoce


Explóralo todo como por primera vez

Que no se sienta que se trata

de un viaje de regreso














Los amores de Caronte


El amor renueva mi tormento

el amor delata mi feroz batalla

el amor me hace olvidar el oficio.


Como un faro en mitad de la noche

el amor señala

en largas horas olvidadas

mi naufragio.


Cometí el error

de mirar a los ojos de un alma imposible

y me cobran caro.


Abandonado a las aguas resisto

no sé por cuánto tiempo.


Tarde vine a saberlo

el Aqueronte no es un río

es un dolor


que sube por este lado del pecho

y va desembocar

en el corazón que es el morir.


Ya no puedo más

me pesan los remos.


En la oscura noche

nadie

donde posar mi cabeza y descansar

nadie.











Los amores del minotauro ciego

a Miguel Márquez


El minotauro ciego estira su mano

y roza los labios de una niña de doce años

El minotauro ciego se estremece

Sabe que la humedad y la inocencia

conduce a los abismos


El minotauro ciego lo invade todo con su aliento

Ansía devorar el ramo de flores

que la niña lleva entre sus manos

pero siente la mirada del busto del escultor


Al minotauro ciego no le preocupa la ceguera

cualquier enemigo sería repelido con su fuerza

Sólo teme al rosado de algunos nacimientos

que su olfato le trae con demasiada certeza


El minotauro ciego quisiera mugir

pero no puede.












*Poeta, periodista y editor venezolano (Mérida, estado Mérida) Fotografía del autor tomada de: http://www.letralia.com/firmas/fraguigonzalo.h

No hay comentarios: