VIDEOS DE INTERES

lunes, 25 de enero de 2010

RECORDANDO A UN AMIGO… JOSÉ FRANCISCO ”PANCHO” RATTIA ESQUEDA

IN MEMORIAN

ELISUR EMILIO LARES BOLÍVAR

CRONISTA OFICIAL DEL MUNICIPIO ACHAGUAS - ESTADO APURE

ACHAGUAS, DICIEMBRE DEL 2009


Recordando a un AMIGO… José Francisco ”Pancho” Rattia Esqueda

Conocí a José Francisco Rattia Esqueda hace más de treinta y siete años cuando por el mes de octubre de 1972 iniciábamos estudios de 1er año de Humanidades o cuarto año de bachillerato como decíamos popularmente para esa época, al ingresar al Liceo “Francisco Lazo Martí”, única institución educativa --junto con la Escuela Técnica Industria “San Fernando”-- de Educación Media en la capital apureña. Éramos jóvenes con ansias de estudios, luces, instrucción, superación intelectual y personal, y buscando --sobre todo-- un futuro mejor. Él, venido de las sureñas regiones apureñas plenas de amarillos y rojizos medanales y de la ancestral y nutritiva chiga: Cunaviche, y yo, procedente de las tierras de Arichuna y de Achaguas, al este y oeste de San Fernando. Pancho había nacido el 31 de octubre de 1955 en San Miguel de Cunaviche, era hijo de doña Lina Vera Esqueda y don Ramón Rattia.

José Francisco Rattia Esqueda, mejor conocido como “Pacho Rattia”, había estudiado Educación Primaria en su pueblo natal, específicamente en el Grupo Escolar “Pedro Camejo”, hoy Escuela Básica Bolivariana, habiendo egresado de dicha institución en 1969.

Estudiamos juntos el primer año de humanidades, donde se destacó ampliamente por su inteligencia, siendo muy aventajado en Historia Contemporánea, Francés y Latín. En el segundo año, por problemas ajenos a su voluntad, fue trasladado para el turno de la noche, pero en la misma institución: El Liceo “Francisco Lazo Martí”.

Al graduarse de Bachiller, el joven Rattia empezó a trabajar desde septiembre de 1974 hasta julio de 1976 como Maestro de Aula en el mencionado Grupo Escolar “Pedro Camejo” y como Profesor por Horas en el Ciclo Básico Común “Cosme López Hurtado”, ambas instituciones ubicadas en su pueblo natal. Posteriormente, durante el año escolar 1976-1977 se desempeñó como Profesor por Horas en la Escuela Granja “José Manuel Sánchez Osto” en la sureña y fronteriza población apureña de Puerto Páez, y luego en el Grupo Escolar “Monseñor Enrique de Ferrari” ubicado en Puerto Ayacucho, capital del Territorio Federal Amazonas, hoy Estado Amazonas, y desde esta lloviosa y húmeda población amazonense regresó a las secas y calientes tierras apureñas donde ejerció el magisterio específicamente en El Samán de Apure, cabecera del Municipio Mucuritas, hoy Parroquia del mismo nombre.

Por mi parte, al graduarme de Bachiller en septiembre de 1974, inmediatamente fui a estudiar a la Universidad Católica “Andrés Bello” Extensión Táchira (UCABET) en San Cristóbal, y a partir de ese momento no volví a ver a Pancho Rattia sino hasta fines de la década de los 70’ y principios de los 80’ cuando trabajaba como Maestro de Aula en el Grupo Escolar “Ignacia Rodríguez de Mayol” y como Profesor por Horas en el Ciclo Básico Común “Batalla de Mucuritas” ambas instituciones ubicadas en El Samán de Apure, la primera, bajo la dirección del siempre recordado Br. Luís Ortiz, hombre intelectual y ferviente amante de la historia local, regional y nacional, de quien Pancho aprendió a amar nuestra historia venezolana, y la segunda, bajo la tutela del docente arichunero Lic. Pedro Antonio Velásquez. Es importante destacar acá que --quizás bajo la influencia directa del Br. Ortiz-- nuestro amigo Pancho siendo docente en El Samán de Apure fundó el periódico “El Mucuriteño”, órgano divulgativo semanal del Ciclo Básico Común “Batalla de Mucuritas”.

Al mismo tiempo, laboraba yo como docente en el Ciclo Básico Común “Saverio Barbarito Echenique”, ubicado en las instalaciones de la Escuela Granja del mismo nombre de la vecina población de Apurito.

Posteriormente, hacia los años 1983 y 1984, nos veíamos frecuentemente en Achaguas cuando él trabaja en el Ministerio de Sanidad, aún cuando seguía desempeñando su labor como docente en el Grupo Escolar “Batalla de Mucuritas” en El Samán de Apure, y yo ocupaba las funciones de docente en el Ciclo Diversificado “Diego Eugenio Chacón” diurno y en el Ciclo de Cultura Básica del mismo nombre en horario nocturno.

Bien entrada la década de los 80’ Rattia Esqueda laboró en Sabaneta de Barinas como técnico agropecuario, función que desempeñó excelentemente gracias a su experiencia agrotécnica en la Escuela Granja “José Manuel Sánchez Osto” de Puerto Páez, al sur del estado Apure. En septiembre de 1987 ya se encontraba de vuelta en su tierra cunavichera laborando como docente en la Escuela Básica “Pedro Camejo” y en el Ciclo Básico “Cosme López Hurtado” de su pueblo natal.

Nuestro amigo Pancho Rattia, aparte de ser un ferviente bolivariano fue un fervoroso paecista. Constantemente inculcaba a sus alumnos un entrañable amor por Venezuela y fomentaba en ellos los valores de identidad cultural e histórica. Por ello, su interés por la historia y la cultura nacional y regional apureña lo llevaron a fundar a fines de la década de los 70’ la Sociedad Bolivariana de Puerto Páez y el 5 de marzo del año 1988 fundó la Sociedad Bolivariana de Cunaviche, al lado del conocido cunavichero adoptivo el Sgto. (r) José Asunción Corona y de un grupo de mujeres y hombres cunavicheros preocupados e interesados en el rescate y difusión del pensamiento del Libertador Simón Bolívar. En los años siguientes se desempeñó como Secretario General de esa institución.

Hacia finales de la década de los 80’ nos conseguíamos constantemente en reuniones Ordinarias y Extraordinarias en la Sociedad Bolivariana de Venezuela centro correspondiente de San Fernando de Apure con sede en la Casa de Bolívar ubicada en la calle comercio de la capital apureña, él como Presidente del Centro Bolivariano de Cunaviche, primero, y luego como Secretario General, y yo como Ex-Presidente del Centro Bolivariano de Achaguas. Ya para esa época Pancho se desempeñaba como Cronista Oficial de Cunaviche perteneciendo --por supuesto-- a la Asociación Nacional de Cronistas Oficiales de Venezuela (ANCOV). Es importante destacar que al momento de ingresar como miembro de la ANCOV era uno de los cronistas más jóvenes.

A partir de ese momento, el cronista apureño Pancho Rattia siempre asistió a Convenciones Nacionales Ordinarias y Extraordinarias de la ANCOV, en la cuales se dio a conocer ante todos los Cronista Oficiales de Venezuela por su jovialidad, su carácter entusiasta y ameno, por su recia personalidad y su constante interés demostrado por el conocimiento y defensa de la historia nacional. Como cronista asistió a las convenciones nacionales de Punto Fijo, Sanare, Araure, Mérida, Carupano, Barquisimeto, Maracaibo, Porlamar y otras tantas ciudades del país.

Entre muchas de las actividades culturales que desarrolló nuestro amigo Pancho Rattia dentro y fuera de Cunaviche por estos años, se encuentran las siguientes: En septiembre de 1990 asistió al Curso de Actualización de Problemas de Historia Económica y Social de los Llanos Venezolano-Colombianos (Siglo XVIII-XIX), auspiciado por la Universidad “José María Vargas”. El 12 de marzo de 1990 fundó la Biblioteca de Temas Bolivarianos con motivo del Bicentenario del nacimiento del Gral. José Antonio Páez, la cual llevaría el ostentoso nombre del cunavichero Gral. Rafael Márquez.

El 15 de febrero de 1990 fue designado como Coordinador de Cultura del Municipio Autónomo Pedro Camejo con sede en San Juan de Payara e inmediatamente fue investido como Cronista Oficial de dicho municipio, y para el 21 de septiembre del mismo año fue nominado Promotor de Bienestar Social del municipio Pedro Camejo, y como tal se vio involucrado en planes y proyectos favorecedores de su juventud y población en general.

En mayo de 1991 nos volvimos a encontrar en el II Seminario Nacional de El Llano y los Llaneros, organizado por la Universidad Nacional Experimental de los Llanos “Ezequiel Zamora” (UNELLEZ) en San Fernando de Apure y para ese mismo año fuimos co-fundadores del Centro de Estudios Histórico-Sociales del Llano Venezolano (CEHISLLAVE), con sede en la Casa de Bolívar de la misma ciudad en compañía de un grupo de inquietos apureños defensores de la historia local.

En mayo del mismo año 1991 participó en las Jornadas Universitarias Venezolanas y su Territorio: Venezuela en la Ultima Década del Siglo XX, auspiciadas por la Universidad “José María Vargas” y el Centro de Investigaciones Históricas de América Latina y el Caribe (CIHALC). Igualmente para el año 1991 incentivó los ex-alumnos del insigne maestro Cosme López Hurtado y logró obtener un busto de tan ilustre docente que fue develado durante las Fiestas Patronales de Cunaviche, celebradas entre el 25 y 30 de septiembre de dicho año.

Hacia fines de 1991 asistió como ponente al IV Congreso Internacional de Investigaciones Históricas en Barquisimeto, estado Lara. Para 1992 fundó la extensión Cultural UNELLEZ – Alcaldía de Pedro Camejo en Cunaviche, y participó en la XXI Convención Nacional Ordinaria de Cronistas Oficiales de Venezuela convocada por la ANCOV en Punto Fijo, estado Falcón, donde fue juramentado como Cronista Oficial del Municipio Pedro Camejo. Para ese mismo año asistió a la Convención Nacional Extraordinaria de Cronistas Oficiales de Venezuela organizada por la ANCOV en Sanare, estado Lara. En noviembre de 1992 volvimos a coincidir en la Jornada de Análisis y Reflexión sobre la Vida, Pensamiento y Obra del Libertador Simón Bolívar, planificada y organizada por la Zona Educativa en la capital apureña.

Para 1994 participó en la XXII Convención Nacional Ordinaria de Cronistas Oficiales de Venezuela planificada y convocada por la ANCOV en Araure, estado Portuguesa y para el mismo año asistió al Taller de Protocolo y Ceremonial del Estado bajo la Dirección de Educación y Cultura del Concejo municipal de El Hatillo, estado Miranda. En marzo del mismo año asistió al I Encuentro de Cronistas e Historiadores del Estado Apure, planificado, organizado y ejecutado por la Coordinación Regional de Turismo (CORATUR) y el Centro de Historia del Llano Venezolano (CEHISLLAVE) en la capital apureña. Dos meses después, en mayo, asistió al I Simposio sobre Historia Económica y Social de Venezuela auspiciado por la Dirección de Post-Grado de la Universidad “José María Vargas”, y a fines de ese mismo año participó en el III Congreso Nacional de Historia Regional y Local de la Universidad Católica “Andrés Bello”.

Corren los años, y nuestro amigo decidió trasladar su residencia de Cunaviche hacia Biruaca, y desde mediados de la década de los 90’, específicamente desde 1996, fue designado por la Ilustre Cámara Municipal de Biruaca como Cronista Oficial a honoren, y como tal, continuó con su labor investigativa y de asesoramiento a una gran parte de la población estudiantil biruaquense de Educación Básica, Secundaria y Superior.

En octubre de 1996 asistió al I Encuentro Regional sobre la Problemática Educativa del Estado Apure, auspiciado por la Universidad Nacional Experimental de los Llanos “Ezequiel Zamora” (UNELLEZ) en San Fernando de Apure, así como al VI Simposio Internacional de Historia de los Llanos Colombo-Venezolano, planificado y organizado por la Universidad Nacional Experimental “Rómulo Gallegos” (UNERG), la UNELLEZ y el CEHISLLAVE en la capital apureña durante el mismo mes y año.

Como cronista y difusor de conocimientos, publicó algunas de sus investigaciones en los tomos I y II de la Asociación de Cronistas Oficiales de Venezuela (ANCOV), relacionadas con los principales datos históricos de Cunaviche y Biruaca, respectivamente; así como también en revistas histórico-culturales y periódicos regionales utilizando para ello su conocida columna titulada “Lanza y Semblanza”. Así mismo, mantuvo por algún tiempo un programa radial cultural de corte histórico en la emisora biruaquense, “La Piraña”. En los últimos años de su vida se dedicó a la investigación de hechos y personajes históricos del municipio Biruaca.

Luego de más de 26 años de servicios ininterrumpidos en zonas rurales y urbanas del estado Apure, el 15 de mayo del año 2.000 recibió su merecida jubilación por parte del Ejecutivo del Estado Apure.

El 1º de agosto del 2004, la Lic. Carmen Hurtado Landaeta de Maica, Alcaldesa (E) del municipio Biruaca, firmó el Oficio que lo acreditaba como Cronista Oficial del Municipio Biruaca, cargo que venía desempeñando en forma honorífica desde 1996.

Hacia fines del año 2005 y casi todo el 2006 frecuentemente emprendíamos desde San Fernando y Biruaca cortos viajes a la ciudad de Achaguas, específicamente al Ilustre Concejo Municipal de esa localidad, él como Presidente de los Cronistas del Estado Apure y representante legal de ANCOV en estas tierras, y yo, como aspirante a desempeñar el cargo de Cronista Oficial del Municipio Achaguas.

Felizmente, dicho cargo salió a Concurso de Credenciales y este servidor, el martes 31 de octubre del 2006 en la Sala de Sesiones del Concejo Municipal de Achaguas, lo ganó en limpia lid. Los jurados del mismo fueron: Argenis Méndez Echenique (Cronista del Estado Apure), Pedro Pablo Olivares (Miembro del Centro Historia del Llano Venezolano (CEHISLLAVE), Esther Morillo (Directora de la Casa de la Cultura de Achaguas) y José Francisco Rattia Esqueda (Presidente de los Cronistas Oficiales del Estado Apure). El segundo lugar en dicho concurso lo obtuvo la ciudadana guachareña Prof. Luisa Martínez, siendo designada posteriormente como Cronista Adjunta.

El jueves 9 de noviembre del 2006 tomamos Juramento Legal los ciudadanos Elisur Emilio Lares Bolívar y Luisa Martínez como Cronista Oficial del Municipio Achaguas y Cronista Adjunta, respectivamente, ante el Presidente del Ilustre Concejo Municipal de Achaguas ciudadano concejal Jesús María Rattia. En el Acto de Juramentación me acompañaron los cronistas amigos, por el municipio Páez del Alto Apure: Aldo Donato Márquez y por el municipio Biruaca: José Francisco ”Pancho” Rattia Esqueda.

A partir de ese momento Pancho Rattia y yo estuvimos en constante planificación de actividades conjuntas que realizábamos como cronistas en nuestros respectivos municipios: Biruaca y Achaguas. Conjuntamente planificábamos, organizábamos y analizábamos (con comentarios y críticas) las ponencias que presentaríamos en diferentes Encuentros de Cronistas, Historiadores e Investigadores por distintos pueblos del estado Guárico, a saber: Guayabal, Camaguán, Calabozo, El Sombrero, Ortiz y Valle de La Pascua, entre otros. Además de ello, debo recordar que nuestro amigo Pancho fue en infinitas oportunidades Orador de Orden en diferentes actos de su vida pública en todos los pueblos apureños donde le correspondió cumplir su labor docente.

Pancho Rattia tuvo muchos amigos en toda Venezuela, y entre ellos se contaba el respetable y acucioso investigador, historiador y cronista barinés don José Esteban Ruíz Guevara. Es así como en octubre del 2007 coincidimos una vez más en la Casa de Bolívar de San Fernando durante el I Encuentro de Historiadores y Cronistas del estado Apure en el Homenaje Póstumo a José Esteban Ruíz Guevara, Ilustre Historiador y Cronista barinés, organizado por Sociedad Bolivariana de Venezuela centro correspondiente a San Fernando de Apure y el Centro de Historia de los Llanos Venezolanos (CEHISLLAVE).

En muchas ocasiones, Pancho junto a nuestro amigo y paisano-- de padres arichuneros-- el cronista por afición e investigador de la historia local sanfernandina Hugo Rafael Arana Páez, me acompañaron a varios eventos como foros y charlas que realizábamos en la población de Achaguas como parte de las funciones del Cronista Oficial del Municipio. Incluso, en alguna oportunidad se hizo acompañar a estos eventos por su hija Lina Elena, estudiante de Educación Integral mención Ciencias Sociales de la Universidad Nacional Experimental “Simón Rodríguez” (UNESR), núcleo Biruaca del estado Apure.

Como ejemplo de estos eventos realizados en Achaguas se pueden mencionar: el Foro “El pueblo como sujeto histórico en los procesos de libración. Los protagonistas silenciados: Indígenas, afroamericanos y heroínas venezolanas” en mayo del 2009 organizado por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura y las Jornadas “Proceso de Estructuración de las Regiones históricas en Venezuela, Dificultades Políticas Territoriales de la emancipación Nacional y sus repercusiones en el Siglo XIX y las tres primeras décadas del Siglo XX” en julio del 2009 auspiciado por Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior y la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), ambos en la Casa de la Cultura “Carlos Guevara”.

Como conocedor de la historia local, regional y nacional, y como Cronista Oficial de los municipios Pedro Camejo, primero, y Biruaca, después, nuestro amigo Pancho Rattia mantuvo una incansable labor investigativa y de asesoramiento a una gran parte de la población estudiantil cunavichera, sanjuaneense y biruaquense en los niveles de Educación Básica, Secundaria, Superior y hasta de Post-Grado, y en tal sentido, por su casa de habitación desfilaron estudiantes de todas las edades en busca de su biblioteca particular y su palabra instructora, formadora y orientadora de docente experimentado con más de treinta años de servicio.

Lamentablemente, nuestro biografiado, fue víctima de una terrible enfermedad que lo venía asechando o amenazando desde hacía cierto tiempo, y finalmente falleció cristianamente, rodeado de sus familiares más cercanos y amigos en el Hospital General “Pablo Acosta Ortiz” de San Fernando de Apure el día miércoles 4 de noviembre del 2009 a las 9:00 p.m. Sus restos reposan en el cementerio municipal de la capital apureña.

José Francisco ”Pancho” Rattia, nuestro hermano y amigo Cronista se marchó con las notas sagradas de sus apuntes históricos y un entrañable amor a los pueblos de Apure sabiendo que algún día entenderemos la grandiosidad de nuestros patrimonios histórico-culturales… Paz y Reposo Eterno a su Alma…

Estuvo unido sentimentalmente con una dama oriunda de La Estacada población ubicada al sur de Mantecal-municipio Muñoz, doña Lucía del Carmen Alvarado con quien procreó dos retoños cunavicheros: Francis Lucía y Lina Elena Rattia Alvarado. Otras semillas que dejó nuestro amigo fueron: Dulce María Rattia y Candelario Soto en Puerto Páez, y Lina del Valle, en El Samán de Apure.

HE CUMPLIDO CONTIGO AMIGO.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Asociación de Cronistas de Venezuela (1995) El libro de los cronistas de Venezuela. Tomo I. Acarigua – Edo. Portuguesa. Ediciones MARAVEN, Filial de Petróleos de Venezuela. Edición con motivo de la Celebración del Centenario del natalicio de Enrique Bernardo Núñez, primer Cronista Oficial nombrado por una Municipalidad en Venezuela. Impresora Portuguesa C. A.

Asociación de Cronistas de Venezuela (2004) El libro de los cronistas de Venezuela. Tomo II. Villa de Cura – Edo. Aragua. Publicaciones de la Gobernación del estado Aragua. Impresión Editorial Miranda.

Currículum Vitae del Cronista Oficial del Municipio Biruaca José Francisco Rattia Esqueda. Mayo del año 2009.

Entrevista personal al Cronista Oficial del Municipio Biruaca José Francisco Rattia Esqueda. Junio del año 2009.

Instituto del Patrimonio Cultural (2007) Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano: Municipios Biruaca y Pedro Camejo. Caracas. Ediciones del Instituto del Patrimonio Cultural y del Ministerio de La Cultura.

MATUTE, Elisa, SOLORZANO, Nakary y Ana Rosa TOVAR DÍAZ (1998) Niño cunavichero: Aquí te ofrecemos la historia de tu pueblo. Conócela. Biruaca. Universidad Nacional Experimental “Simón Rodríguez” (UNESR). Tesis de Grado no publicada.

JULIO CÉSAR SÁNCHEZ OLIVO Y SU LABOR INVESTIGATIVA

Discurso leído en la Conmemoración Centenario del poeta apureño

don Julio César Sánchez Olivo

(21 de octubre de 1909 – 21 de octubre del 2009)

Achaguas -- estado Apure.


Elisur Emilio Lares Bolívar

Cronista Oficial del municipio Achaguas

Achaguas - Estado Apure.

Achaguas, 21 de Octubre del 2009


JULIO CÉSAR SÁNCHEZ OLIVO Y SU LABOR INVESTIGATIVA

Múltiples fueron las facetas que manifestó este distinguido apureño nacido en el hato Chaparralito, de la actual parroquia Guachara, del municipio Achaguas. Múltiples facetas --repito-- porque fue un llanero apureño que se destacó ampliamente como: investigador, cronista, poeta, compositor, ensayista, columnista, folklorista, llanerólogo, promotor social y cultural, radiodifusor, político e incluso hasta indigenista. Siendo, sobre todo, un apureño cien por ciento regionalista y amante de su lar nativo.

Aclaro primeramente, que los aspectos de la vida de este ilustre apureño que trataré en esta reseña serán sólo los de investigador y cronista. Selecciono sólo estos dos, por mi condición de Cronista Oficial del Municipio Achaguas. Sin embargo, antes de desarrollarlos, repasemos muy brevemente lo que fue su vida personal e intelectual.

Primeramente, podríamos afirmar que don Julio --con la ayuda de su madre, cuando un niño y luego un adolescente-- fue un completo autodidacta con una dilatada cultura que le permitió ocupar importantes cargos públicos, investigar, escribir y publicar significativas obras especialmente en el campo de la historia y las costumbres apureñas.

Segundo, en cuanto a su actividad cultural podríamos decir que en 1937 dio inicio a una incansable acción periodística que la llevaría hasta sus últimos años de vida. Fue fundador y colaborador de diversos periódicos regionales y nacionales a través de su columna “Camino Real” aparecida en 1941.

Su misma formación intelectual y su constante preocupación por los problemas generales y culturales de Apure, lo llevó a ser fundador, miembro activo, director y/o presidente de varias instituciones económico-sociales y culturales de esta región en el transcurso de toda su vida. Como ejemplo de ellas se tienen las siguientes: Asociación de Pequeños Criadores del Estado Apure, Asociación Regional Ganadera de Apure, Comité Pro-restablecimiento de las Vías Fluviales en Apure, Comité Amigos de Apure “María Josefa Salerno”, Comisión Editora de la Biblioteca de Temas y Autores Apureños, entre muchas otras.

En 1969 inició un Programa Radial dominical por la emisora sanfernandina “La Voz de Apure” titulado “El Apure de Ayer, de Hoy y de Siempre”, donde intentó demostrar --y lo logró-- que Apure sí tuvo un glorioso pasado cultural e histórico de alta talla. En 1975 publicó su poemario Por el Rumbo del Recuerdo, reeditado en 1978, donde presenta fielmente --a través de un verso recio-- las costumbres, hazañas y vivencias del llanero nato.

Pero… volvamos al primer punto de nuestra ponencia cuando decíamos que trataríamos sólo los aspectos de investigador y cronista que desarrolló don Julio sobre todo en sus últimos casi veinte (20) años de vida.

De 1970 a 1978 realizó una serie de investigaciones históricas de carácter biográfico, donde presentó la vida y obra de personajes como el padre Serafín Cedeño Castillo, los poetas Narciso Domínguez y Amadeo Garbi, los doctores Diego Eugenio Chacón, Alejandro Rivas Vázquez y su tío José Manuel Sánchez Osto, y el Sr. Carlos Rodríguez Rincones. Todos ellos, personajes que vivieron en San Fernando a principios del siglo XX.

Respetada audiencia como se darán cuenta, con la reseña de esta última información, ya vamos entrando paulatinamente a su actividad de investigador y cronista, y como tal, se dedicó a publicar decenas de trabajos de historia local, como señalaremos en las siguientes páginas.

En 1978 fue designado Cronista Oficial del Estado Apure, desde cuyo cargo emprendió una admirable labor logrando publicar 26 trabajos de investigación, los cuales buscaron básicamente dos propósitos: primero, demostrar que Apure había tenido una muy sobrada tradición histórico-cultural de alta talla, y segundo, exaltar el valor cultural de los hombres y mujeres de este estado.

Además, una característica muy particular de don Julio consistió en lo siguiente: a través de su Oficina de Cronista, difundió investigaciones de otros escritores reconocidos o no, quienes creyó que lo merecían.

En fin, como cronista continuó con la labor que venía realizando para dar a conocer personajes y hechos históricos significativos del acontecer cultural apureño, y es así como aparecen las biografías de Trina Omaira Salerno, Alejandro Rivas Vázquez, Clarisa Esté de Trejo, Rafael Márquez y Raimundo Fonseca, entre muchos otros, a través de las cuales Sánchez Olivo indirectamente demostró algunos aspectos histórico-culturales de las épocas vividas por ellos; reconstruyendo de esta forma, el pasado apureño.

Persistió nuestro personaje en divulgar la cultura y las tradiciones llaneras-apureñas a través de los siguientes trabajos: Bongos y canoas; Vaqueros y vaquerías en los llanos de Apure; y La langosta y la humareda. Relatos que constituyen recuerdos de acontecimientos muy conocidos por él, donde representa magistralmente los quehaceres del llanero apureño, quien “con virtudes admirables, conducta intachable y entrañable amor por su tierra, sabe enfrentar calamidades y ser superior a la reciedumbre del medio”. Como lo dijera el propio Sánchez Olivo en su folleto Vaqueros y vaquerías en los llanos de Apure.

Mención especial merecen tres investigaciones: La cultura y el desarrollo general de Apure, Valiosas edificaciones centenarias de Raimundo Fonseca, y San Fernando de Apure en 1922 y Sangrienta Batalla en sus calles el 20 de mayo del mismo año.

En las dos primeras, presentó una visión general de las actividades culturales sanfernandinas y el valor cultural-arquitectónico de viejas edificaciones, y en la tercera, describe y analiza el San Fernando de 1922 tomando en consideración los aspectos físico y cultural. Al final de la obra da a conocer los pormenores de la muerte del valiente general trujillano Waldino Arriaga Perdomo durante la refriega del 20 de mayo, acción de guerra dirigida contra el gobierno nacional del general Juan Vicente Gómez, acontecimiento considerado como tema principal en este importante evento.

Es importante destacar que todas estas obras de investigación histórica de don Julio César, han pasado a constituir parte del acervo cultural bibliográfico apureño, las cuales deberían ser consulta obligada y permanente para las nuevas generaciones apureñas.

Para concluir, se puede afirmar acerca de la labor intelectual de don Julio César, lo siguiente:

1 Como intelectual, múltiples fueron sus facetas: investigador, cronista, poeta, compositor, columnista, folklorista, llanerólogo, promotor cultural, radiodifusor, político e incluso hasta indigenista. Pero sobre todas las cosas, fue un apureño cien por ciento regionalista y amante de su lar nativo.

2 Conoció el llano apureño como la palma de su mano, lo cual le permitió narrar y describir sus costumbres con amor y pasión, y buscarle solución a sus múltiples problemas razonadamente.

3 Desde muy joven se propuso demostrar que Apure había tenido un glorioso pasado histórico-cultural, y lo demostró con sus trabajos de investigación, columna periodística y programa de radio.

4 Fue maestro y formador de nuevas generaciones de apureños dedicados a la investigación.

5 Sus obras de investigación histórica han pasado a constituir parte del acervo cultural bibliográfico apureño, las cuales deberían ser consulta obligada y permanente para las nuevas generaciones apureñas.

6 Es deber de todo apureño amante de su tierra, reconocer, resaltar y divulgar la tesonera labor que caracterizo a don Julio César en pro del rescate, conservación y difusión de nuestro patrimonio cultural.

7 Su nombre, vida ejemplar y méritos han traspasado las fronteras regionales, y hoy es reconocido a nivel nacional como un baluarte de nuestra Identidad Regional.

8 Para finalizar diré, que su labor de investigador y cronista fue, y es, ampliamente reconocida por personalidades e instituciones venezolanas, al punto que casi al final de su vida, fue designado Profesor Honorario de la Universidad Nacional Experimental “Simón Rodríguez”, Miembro correspondiente de la Academia Venezolana de la Lengua, en representación del estado Apure y Miembro correspondiente de la Academia Nacional de la Historia, en representación de este mismo estado.

Don Julio falleció el 22 de abril de 1988 en la ciudad de Maracay cuando aún no había cumplido los 79 años de edad. Sus restos reposan en el viejo cementerio de San Fernando de Apure. Hoy día, una avenida de la urbanización Los Tamarindos de San Fernando de Apure, y varias bibliotecas públicas y privadas de la región llanera llevan su nombre.

Voy a finalizar mi intervención, parafraseando un pensamiento anónimo que recogí en el conocido Blog: “Fuego Cotidiano”, el cual dice más o menos así:

“Leer las obras histórico-literarias de don Julio César Sánchez Olivo es reencontrarse con UNO de los excelsos valores de la tierra llanera apureña” Anónimo.

El apureño Manuel Mendible Zurita, afirmó en una oportunidad:

“Julio César, amó al llano y a su tierra con pasión, luchando por mejorar el vivir del Apureño”


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

HERNÁNDEZ GONZÁLEZ, Felipe (2008) Presencia de Julio César Sánchez Olivo en Valle de La Pascua. Ponencia publicada en www.fuegocotidiano.blogspot.com.

LARES BOLÍVAR, Elisur Emilio (1987) Cronología Vital de Julio César Sánchez Olivo. Caracas: Miguel Ángel García e hijo Impresores. Publicación Nº 3 del Cronista del Estado. Colección Biblioteca de Historia Apureña.

LARES BOLÍVAR, Elisur Emilio (2005a) Algunos escritores apureños. Caracas. Ediciones del Ministerio de la Cultura y el CONAC. Editorial el perro y la rana.

LARES SANTANA, Ángel Emilio (2009) Un guachareño cronista, y su labor admirable. Biruaca–estado Apure. [Ponencia presentada en la Conmemoración de los 87 años de la Batalla del 20 de mayo de 1922 en San Fernando de Apure dentro del marco de la Celebración del centenario del natalicio de Don Julio César Sánchez Olivo (1909–2009). Biruaca miércoles 20 de mayo del 2009]. 5 p. (PONENCIA).

MÉNDEZ ECHENIQUE, Argenis (1992) Sobre Julio César Sánchez Olivo. San Fernando de Apure: Ediciones de la Coordinación de Postgrado del Vice-Rectorado de Planificación y Desarrollo Regional de la UNELLEZ - Apure.

SÁNCHEZ OLIVO, Julio César (1984) Vaqueros y vaquerías en los llanos de Apure. San Juan de los Morros. Publicación Nº 26 del Cronista del Estado. Editorial los Llanos.

SÁNCHEZ OLIVO, Julio César (1987) San Fernando de Apure en 1922 y Sangrienta Batalla en sus calles el 20 de Mayo del mismo año. San Fernando de Apure. Publicación del Ejecutivo del Estado Apure en la Celebración del Bicentenario de la Fundación de la Capital Apureña. Editorial Cultura SRL. San Juan de Los Morros – estado Guárico.

SÁNCHEZ OLIVO, Julio César (1988) Crónicas de Apure. Caracas. Colección El Libro Menor, N° 125. Academia Nacional de la Historia. Italgráfica S.R.L.